Ruta Galende – Pedrazales – Trefacio

Camino tradicional, de algo más de 8 km, apto para bibicletas y carros de bebé (en algunas zonas con alguna dificultad) que nos permitirá conocer mejor algunos de los pueblos de la comarca, observar su arquitectura tradicional y su flora y fauna.

DISTANCIA:

8 kilómetros

TIEMPO:

2 horas

DIFICULTAD:

baja

ÉPOCA RECOMENDADA: cualquiera, pero el suelo puede estar encharcado en algunas zonas si ha llovido mucho.

pozas de galende

Comenzamos el camino bajando desde la iglesia de Galende hacia el molino. Al llegar al puente cogemos el camino de la izquierda. Se trata de un sendero cómodo, entre robles y castaños en el que disfrutaremos de sombra.

Tardaremos poco en llegar a Pedrazales. Entre sus construcciones destaca una casona del S.XII, antigua propiedad de los monjes de San Martín y hoy reconvertida en hotel rural. En su puerta podemos ver el escudo en piedra que hace referencia a su época benedictina, con el grabado de la regla de San Benito, el báculo y la mitra del abad, la flor de Lis del origen francés de la regla, y en las esquinas las órdenes militares. También hay unos pergaminos enrollados que puede corresponder a biblioteca o archivo, pues es posible se cobraran en esta dependencia los impuestos del monasterio.

Para seguir nuestro camino hasta Trefacio, tenemos dos opciones. La primera es por la carretera, con poco tránsito de vehículos y resguardada por árboles. Nosotros preferimos seguir por le camino de Vigo de Sanabria, una pista forestal que veremos a nuestra izquierda. Tendremos que subir una pequeña pendiente para llegar hasta el cruce con el camino de Trefacio. Si quisiéramos alargar el recorrido, podemos subir hasta Vigo, Murias y Cerdillo, para descender de nuevo hasta Trefacio, siempre por caminos tradicionales.

Tras el cruce, y tras bajar lo subido, veremos el pueblo de Trefacio. Merece la pena fijarnos en los elementos de arquitectura tradicional de sus viviendas (veremos muchas casas, restauradas y sin restaurar, con el típico corredor de madera). Ya junto a la iglesia, y tras visitar el puente de piedra, tomaremos el camino del cementerio. Siguiendo en paralelo el río Trefacio llegaremos de nuevo a nuestro punto de partida.