Paseo, sencillo pero largo, que une Sanabria con Portugal, permitiéndonos disfrutar del paisaje de La Raya. Se denomina “del contrabando” porque antiguamente en esta zona el contrabando constituía una actividad lucrativa que, ante las carencias en ambos lados de la frontera, permitía complementar la economía de los hogares. Pese al nombre, éste no es el camino real, se evitaba tomar vías directas.

DISTANCIA:

13 kilómetros

TIEMPO:

3 horas

DESNIVEL:

201 metros

DIFICULTAD:

baja

ÉPOCA RECOMENDADA: cualquiera. Evitar las horas de mayor calor.

Castromil

Comenzamos la ruta en la plaza de Castromil, junto a un antiguo crucero llamado “la Cruz da Touza”, situada junto a una fuente, pero arrinconada contra las paredes de una finca y disimulada por un arbolillo. Su fábrica muestra que fue labrada sobre una única piedra de unos dos metros y medio de longitud. Comenzamos la ruta en dirección sur, por un camino ancho y bien marcado que un poco más abajo cambiamos por el camino tradicional (un cartel nos indica la dirección).El paisaje de robles irá desapareciendo para dar paso al brezo y las escobas.

A casi 4 kilómetros de Castromil encontramos el Penedo do Mozo (“Fraga dos tres reis” para los portugueses y “Penedeo dos tres reis” para los gallegos) donde se encuentran los marcos que limitan España y Portugal. En la Edad Media, en este enclave se reunieron los monarcas de León, Galicia y Portugal para consensuar el deslinde de sus territorios, siendo este el motivo por el que en el lado portugués colocaron un sencillo monumento, consistente en tres monolitos pétreos que representan a los tres soberanos y al lado una larga hilera de once pináculos, de menor tamaño, para señalar la frontera. En la actualidad, en este punto convergen los términos del pueblo portugués de Moimenta, el gallego de Cádavos y el zamorano de Castromil. En una pradera cercana un abrevadero “internacional” permitía al ganado de ambos lados de la Raya beber de sus aguas sin provocar conflictos territoriales.

Continuamos ya por tierras portuguesas hasta el pueblo de Moimenta. Éste se encuentra en el Parque Natural de Montesinhos. Aquí descansamos antes de emprender el camino de vuelta.