Ribadelago

LA NOCHE MÁS AMARGA

RIBADELAGO VIEJO

A finales de los años cuarenta se decidió levantar una presa en el curso del río Tera por la Hidroeléctrica de Moncabril. Las obras comenzaron en junio de 1954, con un presupuesto de algo más de 26 millones de pesetas. El presupuesto empezó a dispararse y para ahorrar costes se emplearon materiales de baja calidad.

La noche del 9 de enero de 1959 un sector de la presa se derrumbó dejando escapar casi 8 millones de metros cúbicos del agua embalsada. El pueblo de Ribadelago, situado ocho kilómetros río abajo, fue rápidamente alcanzado sin dar apenas tiempo a los vecinos a escapar. 144 personas perdieron la vida esa noche.

El 15 de enero, sólo 8 días más tarde, se promulgó el Real Decreto por el que se declaraba adoptado el pueblo por el Caudillo y se encomendaba su reconstrucción al Ministerio de la Vivienda. Se construyó Ribadelago Nuevo, pero muchos terminaron volviendo y levantando de nuevo las casas.

El recuerdo emocionado de los supervivientes de la tragedia pervive años después y cada 9 de enero se celebra una misa en recuerdo de los fallecidos. Una escultura de Ricardo Flecha que representa a una sanabresa protegiendo a un niño pequeño que lleva en brazos y que tiene una placa con los nombres de los desaparecidos, recuerda a las víctimas.

Monumento Ribadelago Viejo

Un entorno natural excepcional: montaña, prados verdes y mucha agua.

Varias rutas ascienden hasta la presa rota, donde podemos comprobar la pésima calidad de la mampostería con la que se realizó y hacernos una mejor idea de la tragedia. Ribadelago también es el origen de una de las rutas más famosas: el Sendero de los Monjes.

En entorno del pueblo es magnífico, una mezcla perfecta de montaña, prados y agua. Después de conocer el pueblo Viejo podemos acercarnos a esa orilla del Lago y disfrutar de unas estupendas vistas.

paisaje en ribadelago

UN PUEBLO DESUBICADO

RIBADELAGO NUEVO

Inicialmente se barajó la posibilidad de construir el nuevo pueblo cerca de Zamora, pero finalmente se optó por unas tierras un kilómetro más abajo, junto a la carretera, en un ensanchamiento de tierra junto al río Tera.

El nuevo pueblo se construyó bajo la dirección de Francisco de Echenique Gómez, Jefe de la sección de proyectos de la Dirección General de Arquitectura en el Ministerio de la Vivienda. Se encargó el Monumento a las víctimas a un joven José Luis Sánchez, actualmente una de las figuras importantes de la escultura contemporánea española. La iglesia fue diseñada y construida por el arquitecto Santa Teresa, discípulo del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. Las vidrieras del templo se encargaron también a José Luis Sánchez.

Lo que puedo ser una gran obra se convirtió por las prisas en un poblado copiado del Plan Badajoz, de color blanco y con cubiertas de cal y yeso. Los pajares y cuadras eran pequeñas, no cabía ni el ganado ni la hierba. Al poco tiempo las cubiertas tuvieron que echarse abajo y volverse a hacer. Se trasladaron sólo 20 familias de las 108 residentes, más otras 13 procedentes de la central de Moncabril.

Actualmente muchas de las construcciones blancas de Ribadelago Nuevo languidecen, sobre todo las de uso público. Algunas viviendas se han restaurado, con mayor y menor fortuna, pero el pueblo sigue estando desubicado, un pueblo extremeño en medio de Sanabria.

Iglesia Ribadelago Nuevo

TODOS LOS ALOJAMIENTOS

HOTELES EN RIBADELAGO

Goza de vistas a las montañas y cuenta con terraza y restaurante.
Construida en 2010, ofrece alojamiento con balcón.
Hotel con vistas al Lago de Sanabria, rodeado de montañas.
Booking.com