MONASTERIO DE SANTA MARÍA EN SAN MARTÍN DE CASTAÑEDA

Declarado monumento histórico-artístico nacional desde 1931, es el único de los monasterios cistercienses zamoranos fundado en una montaña cuya época de esplendor en los siglos XII y XIII le llevó a dominar todo el Valle de Sanabria.

     

Monasterio de Santa María en San Martín de Castañeda

“Difícilmente podrá verse monasterio plantado en sitio más rebosante de hermosura que este: a media ladera de una sierra, cara al sol, entre huertas, praderas y bosques y teniendo a sus pies el Lago Sanabria, que bien podría rivalizar en fama y rendimientos con los de Italia…” .

Manuel Gómez Moreno, arqueólogo e historiador español.

Del conjunto tan sólo han llegado hasta nosotros la iglesia románica, parte de la crujía oriental del claustro reglar y la septentrional del claustro de la hospedería.

Se cree de origen visigodo y se supone fue destruido por los musulmanes del Al-Ándalus. En el año 916, según Gómez Moreno, o en el 897, según Miguel Fernández de Prada, el monasterio es restaurado por el abad Martino y un grupo de monjes mozárabes provenientes de San Cebrián de Mazote (Valladolid), que se trasladaron a este lugar huyendo de una pertinaz sequía y de la peste. Probablemente buscaban sobrevivir con la explotación de las pesquerías del lago. En 921, siendo abad Juan I, los monjes levantaron un templo mozárabe.

El monasterio aparece documentado por vez primera en el año 927 en un documento sobre un pleito por los derechos de pesca. En el 940, el rey Ramiro II de León reconoce al monasterio la propiedad del lugar y de otras tierras circundantes y aumenta éstas con la propiedad de la aldea de Vigo, y con tierras y vides en la comarca y en Tierra de Campos. En el 952, el rey Ordoño III de León y su séquito son huéspedes del monasterio, y el abad Juan II aprovecha su estancia para reclamar al monarca los derechos de pesca en el lago.

En el año 1150, el rey Alfonso VII de León donó el lugar a Pedro Gutiérrez, o San Pedro Cristiano, monje del monasterio leonés de Carracedo que restaura nuevamente la vida monacal. Fueron probablemente los monjes venidos de León los que propagaron la leyenda del Lago de Sanabria. Siendo abad Martín IV se construyó el templo actual.

Cuando en 1203, Carracedo abraza la observancia cisterciense, San Martín de Castañeda se niega a abrazar dicha observancia y niega la obediencia al abad de Carracedo. Esta situación se mantuvo hasta 1245, fecha en la que la comunidad de Castañeda, con su abad Viviano al frente, acepta el ingreso en el Cister y la dependencia por filiación de su antigua casa matriz. Para estas fechas, las sucesivas donaciones y compras habían incrementado notablemente el patrimonio del monasterio, que llegó a tener el dominio o la jurisdicción sobre más de 120 localidades repartidas por las comarcas de Sanabria, Valdeorras, La Carballeda y La Cabrera y también por la raya de Portugal.

Las crisis políticas y religiosas del siglo XV provocaron en Castañeda una etapa de decadencia que finalizó cuando, en 1542, el monasterio se incorporó a la Congregación Reformada de San Bernardo de España. En la segunda mitad del siglo XVI se construyó la sacristía y se reconstruyó la portada occidental del templo.

El abad fray Vicente de Guevara, en el siglo XVII, construyó la cárcel del abadiazgo en el barrio de La Granja. En 1737, al dividirse la Congregación en cuatro provincias, la abadía de San Martín de Castañeda quedó incorporada a la provincia de Galicia, a la que perteneció y de la que tuvo la presidencia hasta la supresión del monasterio y de la Congregación. En la segunda mitad del siglo XVIII se construyó la fachada conventual que forma un ángulo recto con la portada del templo.

La guerra y las desamortizaciones del primer tercio del siglo XIX privaron al monasterio de parte de sus bienes y redujeron notablemente el número de miembros de su comunidad. En 1835, como consecuencia del decreto de exclaustración general de los reguladores, se cerró el monasterio aunque el templo siguió abierto al culto como parroquia.

La mayor parte del edificio conventual y los bienes del monasterio fueron subastados y pasaron a manos de particulares; el abandono provocó la ruina del edificio conventual que tuvo que ser derribado a finales del siglo XIX y cuyas piedras fueron en parte aprovechadas en construcciones particulares del pueblo y de los pueblos vecinos.

El 3 de junio de 1931, el monasterio de San Martín de Castañeda fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. En el último tercio del siglo XX, el lago de Sanabria y su entorno fueron declarados Parque Natural y lo que quedaba en pie de los edificios conventuales del monasterio, restaurado para ese fin, se convirtió en el Centro de Interpretación del Parque. El templo también fue restaurado y continuó ejerciendo funciones de parroquia.

Texto obtenido del artículo de Wikipedia Monasterio de San Martín de Castañeda.

Entrada gratuita

Los horarios de apertura y cierre varían según la época del año.

Abril: Días 13, 14 y 15 de 11 a 14 y de 16:30 a 19:30 horas. Día 16 de 11 a 14 horas.
Mayo, junio, septiembre, octubre y noviembre: viernes de 16:30 a 19:30 horas, sábados de 11 a 14 y de 16:30 a 19:30 horas y domingos de 11 a 14 horas.
Julio y agosto: de martes a domingos de 11 a 14 y de 16:30 a 19:30 horas. Lunes cerrado.
Diciembre: Días 6, 7, 8 y 9 de 11 a 14 y de 16:30 a 19:30 horas. Días 10 de 11 a 14 horas.

MOnasterio de San Martín