LA SENDA DE LOS MONJES

El nombre “Senda de los monjes” se debe a que probablemente era el sendero utilizado por los monjes del monasterio de San Martín de Castañeda para subir los alimentos ya que tenían en exclusiva los derechos de pesca del lago.

          

DISTANCIA: 4 kilómetros

DURACIÓN TOTAL: 1,5 – 2 horas

DESNIVEL: 275 metros

ALTITUD MÁXIMA: 1.300 metros

DIFICULTAD: Baja – media

TIPO DE CAMINO: Lineal, senda

ÉPOCA RECOMENDADA: Todas

Comenzamos la senda en Ribadelago, tras cruzar el puente sobre el río Tera. Tras dejar atrás las últimas construcciones del pueblo, y caminando por un camino de tierra, nos toparemos con un desvío y tomaremos la senda de la izquierda. Tenemos que pasar la vieja piscifactoría y cruzar un puente. El camino en ese momento va ganando en pendiente y se encuentra inmerso en un bosque de avellanos y robles. Es posible que nos encontremos algún pequeño curso de agua. Ascenderemos hasta lo que parecen ser los restos de un antiguo castro celta, alcanzando así la mitad del camino.

Cuando hayamos andado un poco más de recorrido, el bosque se abre y tendremos unas impresionantes vistas sobre el lago. La senda se hace un poco más difícil por las rocas, pero pronto el bosque aparece nuevamente. Siguiendo el camino nos toparemos con la carretera que une San Martín de Castañeda con la Laguna de los Peces. Una vez en este punto, pasaremos por debajo del puente y en unos 500 m nos encontraremos en San Martín de Castañeda.

El objetivo es llegar hasta el monasterio, como hacían los monjes cistercienses, y aprovechar para hacer una visita al Centro de Interpretación.

 

Al terminar la senda propuesta tenemos tres opciones:

  1. Coger un coche que o bien hemos dejado previamente estacionado o que hemos previsto nos recoja en ese punto.
  2. Hacer la ruta en sentido inverso y volver a Ribadelago.
  3. Continuar la ruta que bordea el lago. En ese caso la distancia total es de 15 km y el tiempo previsto de 5 -6 horas.

 

Monasterio de Santa María

Declarado Monumento Histórico–Artístico, es el único templo conservado íntegro de los monasterios cistercienses que hubo en la provincia.

Casa del Parque de San Martín de Castañeda

Un recorrido por los aspectos naturales, sociales y culturales del parque a través de maquetas, paneles explicativos y medios audiovisuales.