En el municipio se encuentran las localidades de: Cervantes, Ferreros, Paramio, Robleda, Sampil, San Juan de la Cuesta, Triufé y Valdespino, así como tres pequeños núcleos urbanos: La Gafa (en las afueras de El Puente), Chaguaceda (incluido en Robleda y actualmente desploblado) y Lagarejos (incluido en Valdespino).

icono ayuntamiento

Ayuntamiento

Ctra. Paramino s/n

Robleda

Oficina de Turismo

Alto de Sampil

cruce Ctra. del Lago con Ctra. de Sampil

mapa del municipio de Robleda - Cervantes Sanabria

Cabeza de ayuntamiento, pertenece a la jurisdicción de Puebla de Sanabria. Hasta 1978, pertenecía a este ayuntamiento el pueblo de Castellanos, fecha en la que se desanexionó y pasó a formar parte del ayuntamiento de Puebla.

En el límite oeste del municipio se encuentra el LIC de las Riberas del río Tera y afluentes, en los que son fácilmente detectables buenas poblaciones de distintas especies de peces continentales, como la Lutra lutra y la Galemys pyrenaicus. De especial interés es la presencia de poblaciones bivalvos como el Unio crassus y de Margaritifera margaritifera, principalmente en tramos del Río Negro, al encontrarse cercana al límite de su distribución europea y ser una de las mayores poblaciones de la Región Mediterránea.

El Inventario Arqueológico de la provincia de Zamora contempla algunos yacimientos en el municipio. Por este territorio pasa el cordel de la Mesta que unía Puebla de Sanabria al Puente de Sanabria, además de veredas y coladas. Entre ellos el cordel Sanabrés, la vereda de Vidoleo, la vereda de Remesal a El Puente y la colada de Rozas a Valdespino.

En este pueblo hay una casa en ruinas, que desde antiguo llaman “la casa del escritor”. Esto, entre otras cosas, alimenta una teoría que circula por los dichos populares de Sanabria, y es que Miguel de Cervantes Saavedra procede del pueblo de Cervantes. Por otro lado, el apellido Saavedra es muy común, y probablemente originario de Sanabria, igualmente el nombre de Miguel también abunda en esta comarca, como lo demuestran los registros parroquiales que, hasta la creación en el s. XIX de los registros municipales, fueron la principal fuente para conocer los nacimientos y defunciones.

Ferreros ha estado poblada desde la época prehistórica, como demuestra el yacimiento encontrado en el denominado «Pico de Santo Toribio», situado en un elevado cerro. Recientes estudios indican que allí existió un castro que al menos estuvo habitado del siglo I antes de Cristo hasta el IV después de Cristo. Los restos encontrados apuntan a que en el castro y alrededores se desarrolló la actividad minera, pues a simple vista se divisan numerosas vetas de mineral de hierro, así como las necesarias infraestructuras consistentes en canalizaciones y rocas horadadas que pudieron ser soporte de estructuras mineras. El paraje está emplazado en una zona rica en cuarzo, aunque todo apunta a que allí se trabajó tanto el hierro como el bronce, el oro o la plata.

Paramio destaca por su notable valor paisajístico, encontrándose rodeada de bosques en los que predominan robles y castaños, por lo que se trata de un enclave idóneo para el descanso y las rutas de senderismo. Además, conserva muestras de la arquitectura tradicional de la comarca de Sanabria, tanto civil como religiosa. Su término se encuentra rodeado de la denominada «sierra de San Juan».

Sampil ha tenido a lo largo de la historia diferentes nombres. Su casco urbano está dividido en tres barios de Arriba, Bajo y Portugalete. El término incluye una propiedad en la «sierra de Porto», denominada «Vega Larca», que se encuentra situada a una altitud de entre 1550 y 1660 metros, estando a su vez atravesada por el «arroyo Valdespino», afluente del «arroyo de Valdeinfierno».

San Juan de la Cuesta responde al modelo de arquitectura tradicional de la comarca de Sanabria. El principal edificio es la «iglesia de San Juan de la Cuesta», de estilo renacentista y construida en el siglo XV. También es destacable la «ermita de San Pelayo», situada a un kilómetro del casco urbano y en el que se encuentra una imagen del santo titular del siglo XIII. Esta última perteneció al despoblado de San Pelayo, que debió quedar deshabitado hacia el siglo XVI. De especial mención son las fuentes de agua cristalina de esta localidad, en especial la «fuente del Reguero», en la que uno de sus pilones pudo ser una tumba celtibérica de granito.

Triufé es una de las características localidades sanabresas, tanto por su generosa naturaleza, como por el modelo arquitectónico tradicional de sus edificaciones. Forma parte del Camino de Santiago Sanabrés, contando en su día con un hospital de peregrinos.

Valdespino se encuentra situada en los alrededores del parque natural del lago de Sanabria, a mitad de camino entre Puebla y el lago de Sanabria. Por la localidad pasa el río Tera, que junto con las amplias zonas de castaños y robles, hacen de esta localidad un lugar idílico.

TODOS LOS ALOJAMIENTOS

HOTELES EN ROBLEDA-CERVANTES

El Alojamiento Luz de Hadas cuenta con apartamentos con dispensador de ozono, bañera de hidromasaje, sauna, zona de barbacoa y conexión WiFi gratuita.
El Refugio del Poeta, situado en Triufé, es un alojamiento con WiFi gratuita y vistas al jardín.
La Casa Rural el Nogal está situada en Valdespino. Dispone de terraza privada.
La Casa Rural Los Castaños III está situada en Valdespino y dispone de zona de barbacoa.
Rodeado de robles y castaños, el hotel rural Aguallevada está a sólo 10 km de la reserva natural del lago de Sanabria.
El Calma del Lago se encuentra en Triufé y ofrece un jardín.
La Casa Rural Los Castaños II ofrece alojamiento con balcón en Valdespino.
La Casa Rural Dos Infantas Las Lilas se encuentra en Valdespino y ofrece una terraza con vistas a la montaña.