Toda la provincia salvo la zona sanabresa está en riesgo de desertificación durante el presente siglo. Así lo aseguran los últimos informes publicados por el Ministerio de Medio Ambiente, que indican que si ahora los índices de aridez solo son altos en el entorno de la capital, Tierra del Pan y Guareña, en los próximos años toda la provincia estará afectada por este fenómeno. Aliste, por ejemplo, que ahora se considera terreno sin riesgo, aumentará su aridez de forma importante durante los próximos años. Algo similar pasará en Benavente y Los Valles y en Sayago. Solo se salvará la esquina noroeste de la provincia de Zamora y una pequeña zona en Aliste pegando con Portugal. El resto de la provincia será mucho más seca en 2100, siempre según las estimaciones del Ministerio.

Noticia seleccionada. Seguir leyendo en La Opinión de Zamora.