Cuando llega el otoño, la bajada de las temperaturas y la llegada de las primeras lluvias otoñales marca el inicio de la temporada de recogida de setas. Hablar de setas es hablar de gastronomía, pero también es uno de los hobbies más habituales del otoño entre los amantes de la naturaleza. En Sanabria además es, para muchos, una fuente extra de ingresos.

Sanabria alberga gran cantidad de especies, desde los pinares más umbríos y de suelos muy ácidos hasta los bosques maduros de especies frondosas muy ricos en microhábitats. Aunque también se pueden encontrar setas en campiñas, prados, pastizales, eriales, escobonales, brezales, caminos, lugares húmedos, turberas, terrenos secos e incluso sobre las construcciones humanas.

Existen hongos en todos los niveles de altitud, si bien son claramente más escasos en la sierra (por encima de los 1.400 m). La mayoría del territorio se encuentra dentro del piso fitogeográfico denominado supramediterráneo, con una gran riqueza micológica en función del buen estado de conservación de algunas masas arboladas y de un clima húmedo gran cantidad de días al año.

Para conocer mejor las setas o resolver dudas acerca de los ejemplares recogidos se puede visitar la Escuela Micológica de Ungilde donde se halla un punto de información Micoturístico, desde ahí se organizan rutas micológicas por la zona y se da información sobre las setas que se lleven al centro.

Antes de recoger setas debemos informarnos de las normas del municipio ya que en la mayoría existe regulación micológica y son necesarios permisos obligatorios. 

Cuando un aficionado sale por el monte a buscar setas, aparte de la ropa y calzado adecuados, debería ir provisto como mínimo de: una cesta para la recogida, una navaja para la extracción, una libreta y un lápiz para tomar notas sobre datos interesantes observados en el momento y que más tarde, quizás no recuerde o hayan variado. En cuanto a los no iniciados lo más sensato sería hacerse acompañar de alguna persona más experta y que pudiera servirle de referencia para poder progresar lentamente sin correr riesgos. Un buen setero será identificado por recorrer el monte sin que se haya notado su presencia en él.

No es conveniente la recolección de setas en tiempo muy húmedo. Si están encharcadas, algunas de sus características macroscópicas pueden variar dificultándose la identificación y además, pierden una buena parte de sus caracteres organolépticos (sabor, olor, textura, etc.). Tampoco conviene recolectarlas si ha helado ya que, salvo excepciones, sus características se verán alteradas haciéndolas no aptas para el consumo.

Se deben recoger siempre setas desarrolladas y sanas. Si están agusanadas no son aptas para el consumo. Si son muy grandes pueden resultar insípidas o coriáceas. Y si son pequeñas no han esporado aún, y por lo tanto no han cumplido su misión en el monte; y además en los primeros estadíos de desarrollo es mucho más fácil la confusión con especies tóxicas.

Una buena práctica es no consumir todas las setas que se recolectan. Conviene dejar algunos ejemplares para facilitar su identificación en caso de una posible intoxicación.

Se deben respetar las setas que no se conocen; aparte de embellecer el bosque, cumplen una importante labor biológica en el mismo. Las setas agusanadas es mejor dejarlas en el campo ya que, en general, no son aptas para el consumo humano, están liberando gran cantidad de esporas y además nos pueden contagiar su contenido a toda la cesta. Lo mejor es recoger sólo ejemplares a medio desarrollo, ya que las muy abiertas son además bastante insípidas.

A continuación os mostramos algunas de las setas que se pueden recoger en nuestra comarca, pero hay muchas más. Para una información más completa sobre este tema os recomendamos la guía “Setas y rutas micológicas en Sanabria, Carballeda y los Valles” que podéis encontrar en Adisac – La Voz y con cuya información hemos elaborado este post.

¡ATENCIÓN!: Esta información es orientativa, Descubre Sanabria no se hace responsable de los posibles daños y perjuicios provocados por el consumo de setas. La información recogida es de una fuente que consideramos fiable, pero ante cualquier duda os recomendamos acudir a la Escuela Micológica de Ungilde donde se halla un punto de información Micoturístico y se dará información sobre las setas que se lleven al centro.