Si John Churchill levantara la cabeza… fallecido Carlos II  (último rey de España de la dinastía de los Habsburgo), se desencadena la Guerra de Sucesión Española, que finalmente es ganada por los Borbones. La guerra iniciada en 1701 finalizó con el Tratado de Utrecht en 1713 y enfrentó duramente a media Europa por controlar el imperio español. Al mando de las tropas inglesas estaba el primer duque de Marlborough, John Churchill.

Sobre una derrota infligida por ejércitos borbónicos, surgió una canción a modo de mofa, con diferentes teorías en cuanto a su melodía pero que es seguramente de origen árabe peninsular. La degeneración del apellido Marlborough, españolizado, es el resultado del conocido Mambrú se fue a la guerra. Como finalmente la dinastía Borbón acabó en el poder, la canción se hizo muy popular, aunque por su vis cómica acabó siendo una canción casi infantil, sobre todo desde el momento en que el contenido histórico se pierde en la memoria popular.

En Sanabria y Tras Os Montes se cantaba al son de la gaita y tenía un baile específico que pocos recuerdan, pero la letra y versión más cantada en la comarca sería como sigue:

MAMBRÚ SE FUE A LA GUERRA

Mambrú se fue a la guerra

mire usted, mire usted, qué pena.

Mambrú se fue a la guerra

no sé cuándo vendrá.

No sé cuándo vendraaaa.

No sé cuándo vendraaaa.


Si vendrá por la Pascua

mire usted, mire usted, qué gracia.

Si vendrá por la Pascua 

o por la Trinidad.

O por la Trinidaaaad

o por la Trinidaaaad.


La Trinidad se pasa

mire usted, mire usted, qué guasa.

La Trinidad se pasa

Mambrú no viene ya.

Mambrú no viene yaaaa

Mambrú no viene yaaaa.


Vieron venir un paje

qué dolor, qué dolor, qué traje.

Vieron venir un paje

¿qué noticias traerá?

¿Qué noticias traeráaaa?

¿Qué noticias traeráaaa?


Las noticias que traigo

del dolor, del dolor, me caigo.

Las noticias que traigo

son tristes de contar.

Son tristes de contaaaar

son tristes de contaaaar.


Que Mambrú ya se ha muerto

qué dolor, qué dolor, qué entuerto.

Que Mambrú ya se ha muerto

lo llevan a enterrar.

Lo llevan a enterraaaar

lo llevan a enterraaaar.


En caja de terciopelo

qué dolor, qué dolor, qué duelo.

En caja de terciopelo

y tapa de cristal.

Y tapa de cristaaaal

y tapa de cristaaaal.


Y detrás de la tumba

qué dolor, qué dolor, qué turba.

Y detrás de la tumba

tres pajaricos van.

Tres pajaricos vaaaan

tres pajaricos vaaaan.


Cantando el pío pío

qué dolor, qué dolor, qué trío.

Cantando el pío pío

cantando el pío pá.

Cantando el pío páaaa

cantando el pío páaa.

Hay otra curiosidad más en esta canción, y es en cuanto a la melodía. Al ser una letra adaptada a una música de origen muy antiguo y de la época árabe peninsular, la escala en que se tocaba no estaba temperada, como la escala conservada únicamente en la península por un instrumento, la gaita sanabresa. Por este motivo la peculiaridad de a escala de sonidos obtenida cuando es tocada con nuestra gaita es en realidad el sonido más original y más antiguo de la canción. En base a ésto, en Sanabria podríamos decir que somos los auténticos conservadores de la canción original de Mambrú se fue a la guerra.

Para terminar, reseñar que en Portugal se adaptó el nombre a Mirandún se fue a la guerra. Y en Inglaterra hicieron la “contracanción” alabando a Mambrú, y en su posterior traducción al español la cantamos también popularmente mucho, y la conocemos como “Por ser un chico excelente, por ser un chico excelente…” que cantamos en las fiestas de cumpleaños.

Publicado con anterioridad en la Revista de la Semana Cultural de Santa Colomba 2016 y el Anuario 2018 de Cervantes de Sanabria.