En enero de 2017, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, anunció en Fitur la construcción de un funicular que permita a los turistas subir para contemplar una vista panorámica del Lago de Sanabria, dentro del «Programa de infraestructuras turísticas en Espacios Naturales».

Este programa cuenta con una inversión total de 26 millones de euros a nivel y plantea la construcción de infraestructuras y equipamientos singulares para actividades de turismo activo, así como una red de alojamientos únicos por su tipología y ubicación en las zonas rurales incluidas en la Red Natura 2000, en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León (REN) y en sus Zonas de Influencia Socioeconómica.

La nueva infraestructura aprovecharía los cimientos de la que usaban, en la década de 1950, para subir hasta el Pico del Fraile, hacia las instalaciones de aprovechamiento hidroeléctrico que se habían construido a lo largo del curso alto del Tera. En esa época fue de gran utilidad ya que permitía transportar materiales y personal pero dejó de funcionar meses después de la rotura de la presa de Vega de Tera, en enero de 1959.

 

Subida de las autoridades a la Presa de Vega de Tera tras su rotura.
Antigua infraestructura en la actualidad

OPINIONES A FAVOR Y EN CONTRA

El Grupo Tren Zamora manifiesta en su web su apoyo ya que lo considera  enriquecedor y atractivo para el Parque. Además de ser en sí mismo una atracción, un funicular por este trazado acercaría a muchos visitantes unas privilegiadas vistas que, actualmente, solo disfrutan algunos senderistas que se atreven a subir por esta ruta.

Sin embargo, diversos colectivos ecologistas y de protección de la naturaleza se han manifestado en contra. La Plataforma Contra el Funicular en Sanabria inició hace un mes una petición en Change.org solicitando que ese dinero se destine a otros proyectos para dinamizar la comarca como: prevención de incendios (creando puestos de trabajo en la zona), obras de mejora de las comunicaciones (ZA 102), y mejora y ampliación de las infraestructuras sanitarias, entre otras.

Entre las razones dadas por esta Plataforma para que no se construya el funicular están el daño ambiental y paisajístico en esa zona, el posible peligro por una excesiva afluencia de personas a las lagunas próximas (Roya, Mancas, Cuadro, Clara…) o la existencia de una ruta de sólo 50 minutos hasta ese punto. También recalcan la posibilidad de observar el Lago desde varios miradores accesibles con vehículo como los de San Martín de Castañeda, Curva de Neveira o el Refugio de la Montañera y dudan sobre la viabilidad económica del proyecto. Puedes ver la lista completa aquí.

¿De verdad hace falta un funicular en Sanabria? ¿No sería mejor apostar por un turismo de bajo impacto? Hace menos de un mes, el profesor estadounidense James Barborak, director del Centro para el Manejo y Capacitación en Áreas Protegidas de la Universidad Estatal de Colorado y miembro del grupo de Turismo y Áreas protegidas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), estuvo en España dando charlas como uno de los mayores expertos del mundo en ecoturismo.

Barborak afirmaba que para que los espacios protegidos sean percibidos como “amistosos” se debe involucrar a las comunidades locales y al tejido empresarial local en la gestión de esas áreas, promover el bienestar de esas comunidades y conseguir crear empleo y generar riqueza en las zonas rurales más próximas a los recursos naturales. E insistía en que para que esos espacios resulten “amistosos” para los usuarios no se necesitan infraestructuras grandes y caras como los centros de visitantes o de interpretación, sino buenos senderos y unas infraestructuras y servicios “mínimos” como buenos guías, cartelería, rótulos, estacionamientos, baños, folletos y miradores que faciliten el disfrute y garanticen la seguridad de los visitantes.

Y tú ¿qué opinas sobre este tema? ¿estás a favor o en contra?

Ruta que probablemente siga el funicular

Para leer el artículo completo sobre James Barborak acceder a EFE verde.

Fotografías actuales de la zona de Antonio López.