Una de las fiestas más esperadas por los sanabreses son las de las Victorias en Puebla de Sanabria. Varias son las tradiciones unidas a ellas:

GIGANTES Y CABEZUDOS

Los gigantes y cabezudos son una tradición popular cuyo origen en España, data de la Edad Media. Las tierras de la península en la zona musulmana tenían prohibido por el Corán representar seres vivos. Al avanzar la reconquista, con sus repobladores cristianos, desplazando a los pobladores musulmanes, o asentándose en poblaciones separadas, llevaron consigo sus tradiciones. Es costumbre muy popular acompañada de pasacalles, y charangas en pueblos y ciudades de Castilla, León, Navarra, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla-La Mancha y norte de España. Más tarde, la tradición de los gigantes, fue extendiéndose por España y el mundo entero.

En Puebla de Sanabria se inició la tradición probablemente en 1848, año en el que se funda la Archicofradía de Ntra. Sra. de las Victorias. Desde entonces los Gigantes desfilan el día 7 de Septiembre como preludio del día grande y el día 8 de Septiembre, acompañando a la Virgen en su solemne procesión. En los años 50 el desfile es prohibido por el Obispo de Astorga, ya que mezclaba una fiesta religiosa con una pagana. En 1956, debido a la presión popular. la prohibición llega a su fin y los Gigantes y Cabezudos vuelven a desfilar por las calles de la Villa.

De 1848 se conservan La Negra y el Chino, los gigantes favoritos de la mayoría de los sanabreses, y los Cabezudos: las dos Gigantillas, el Aplanchetado, el Negrito, el Napoleón y el Guardia Civil. En 1955 la Corporación Municipal adquiere a La Zapatera y el Zapatero y los cabezudos: El Señorito, El Payaso, La Bruja y  Los Enanos. El número de cabezudos sigue aumentando con el paso del tiempo hasta llegar a los 33 que hay actualmente. En 1991 la familia de gigantes aumenta con El Rey y La Reina. En 1996 llegan El Sanabrés y La Sanabresa (que muestran la indumentaria tradicional) y por último, en 2002, El Conde y La Condesa de Benavente.

EL TORO DE FUEGO

Otra tradición ligada a las fiestas de las Victorias, que data de 1948 ( I Centenario de la Virgen de las Victorias) , es la de los toros de fuego, un gran espectáculo pirotécnico con toros de cartón-piedra, uno infantil y otro grande. Es una de las tradiciones más esperadas y congrega a un gran número de personas.  Los toros aparecen por cualquiera de las calles que desembocan en la Plaza Mayor mientras se celebra la verbena, llenando la plaza de chispas y fuego.

“LOS GUERRILLA”

Desde hace casi 100 años una familia de músicos de Figueruela de Arriba ha acompañado a los Gigantes y Cabezudos. Entre ellos Antonio Fernández “el pintor” tenía la habilidad de hacer flautas y policromar santos de los retablos de las iglesias. El abuelo, Domingo Fernández, tocaba la gaita de fole y la flauta y el tamboril. El padre, Benito Fernández Peláez gaitero y tamborilero, quien falleció en 1940. Y sus tres hijos, Domingo, fallecido en 1978, Martín y Antonio Fernández Codesal quienes también tocaban la gaita de fole, así como la flauta y el tamboril.

La música es un pasacalle muy simple que enseñó Domingo a Antonio y que vendría por tradición familiar de dicha familia. Se trata de una melodía de carácter anacrúsico (comienza antes del acento rítmico) que se repite con pequeñas variantes a la quinta ascendente. Sí esta melodía llevara una letra silábica correspondería a un verso heptasilábico con acentuación en la última sílaba, por tanto podría pasar también como una métrica de ocho sílabas.

Lamentablemente, desde la muerte del último de los hermanos, la tradición se ha perdido.

Información sobre “Los Guerrilla” de un texto de Alberto Jambrina Leal, Coordinador de la Escuela de Folklore del Consorcio de Fomento Musical de Zamora.

Fotografías de Javier Bascuñana.

Vídeo Victorias 2015 – Virus de BULLS’ FIRE – Puebla de Sanabria de David, desde YouTube.