La primavera y el otoño son épocas ideales para pasear y contemplar la belleza que esconde Sanabria. Los ríos discurren llenos de agua y si tenemos suerte podemos ver a los corzos con sus crías. Te proponemos cinco actividades que harán que te enamores de la comarca estos días:

1. Exposiciones y visitas culturales.

Entre lo múltiples monumentos que podemos visitar, Sanabria forma parte de la Ruta del Románico de Zamora, destaca la visita al Castillo de Puebla de Sanabria (siglo XV). Actualmente alberga el Centro de Visitantes en la Casa del Gobernador (así como la Oficina Municipal de Turismo) y el Centro de las Fortificaciones en la Torre del Homenaje. En su sala de exposiciones se puede visitar «TRIPALIUM: oficios tradicionales en Zamora», una exposición de 56 fotografías en blanco y negro sobre los oficios que se desempeñaban en la provincia. En la biblioteca del Castillo, en horario de lunes a viernes de 16:00 a 20:00 horas, encontraremos una exposición de fotos realizadas por el Club Montañismo Sanabria en las que poder disfrutar de paisajes insólitos de la zona.

2. Rutas de senderismo.

El Lago de Sanabria es punto de partida de multitud de rutas, además la comarca cuenta con numerosos pueblos y municipios que invitan a perderse y a desconectar de la rutina. Podemos encontrar recorridos sencillos o rutas que requieren mayor esfuerzo físico, además de paseos a caballo o rutas en bici. En Primavera es especialmente bonito el sendero que nos lleva a las Cascadas de Sotillo pues es la época en la que el caudal del salto es mayor.

3. Un paseo por el Lago.

Aunque la temperatura del agua aún es fría podemos visitar el lago y si somos valientes y el día acompaña mojar un poco nuestros pies. En la playa de Custa Llago, llegando a Ribadelago, encontraremos el embarcadero del Helios Cousteau, un crucero medioambiental de la Estación Biológica. Se trata del primer catamarán eólico solar del mundo, un barco cien por cien ecológico en el que no hay sensación de mareo. El trayecto de una hora y media de duración es didáctico y divertido, con especial atención a los niños.

4. Contempla el atardecer.

Justo antes de que el sol desaparezca, nada comparable a ver cómo se oculta entre las montañas. Sin duda el mejor sitio para verlo es una de las playas del lago. El sonido del agua moviéndose, o de la brisa, nos ayudará a relajarnos. Eso si, tenemos que tener una chaqueta cerca porque en cuento el último rayo de sol acaricia el agua se puede sentir el rápido descenso de la temperatura.

5. Mira las estrellas.

El firmamento zamorano está considerado uno de los ámbitos privilegiados de observación astronómica, un bien escaso en el planeta. Sanabria es uno de los escasos territorios poco afectados por la contaminación lumínica y es posible contemplar miles de estrellas en una sola noche. Un auténtico lujo no solo para los amantes de la astronomía sino para cualquiera.

Pero Sanabria tiene muchas más atractivos que no pueden resumirse en estos cinco puntos así que os animamos a visitarla para descubrirlos.